domingo, 5 de mayo de 2013

La danza, los abrazos y yo.


 

Al final, después de tanto desearlo, no le ha quedado otro remedio que aparecer.


Hoy releía un poco por encima mis últimas entradas, que si me siento sóla, que si aparece un amante o no, que si mi piel tiene sed... tantas cosas.


Dice un amigo que he sacado el pararrayos y me están cayendo los rayos. Creo que tiene razón.
Todo empezó hace aproximadamente un año. ¡Dios! Acabo de mirar una entrada que hice sobre esa película y ya han pasado casi dos años y medio... cómo pasa el tiempo.


Bueno, como decía, yo había visto una película y entre otras muchas cosas me impactó la danza utilizada ahí. Ni corta ni perezosa decidí que quería aprender esa danza y contacté con una persona que hacía ese tipo de baile en mi ciudad. Hace un mes comencé a asistir a sus clases.


De nuevo fue la casualidad, se organizó un evento en face que me pareció interesante y fui. Allí le conocí personalmente, al finalizar el evento me presenté a él, se giró, me miró... y empezó todo.


Su mirada era impresionante, lo llenaba todo, su voz, su cercanía, su sonrisa. Me invadió una sensación de totalidad tremenda, no sé explicarlo de otra manera. En ese momento el mundo se detuvo simplemente para que él y yo pudiéramos hablar, como si no hubiera nada más afuera, no había prisas, no había otros, sólo su mirada y la mía. Y yo, apenas podía mirarle, un sentimiento entre verguenza y timidez se apoderó de mí.


Le pregunté por las clases de danza y decidí apuntarme a la siguiente semana. Desde entonces sigo yendo puntualmente. Explicarlo es largo pero muy sencillo de vivir.


He descubierto sus abrazos, largos y tiernos, que llenan y vacían a la vez, que descansan, que apaciguan, y siento que no es una sensación sólo mía. Cada semana espero pacientemente la despedida para poder recibir-dar ese abrazo. De momento me basta, me tiene que bastar.


Me he dado cuenta de que debe ser algo así como la energía de cada uno, que se complementan.

Tengo la sensación de que lee mis pensamientos. En la primera clase, nos sentamos en el suelo al acabar para compartir un poco y pensé... si pudiera le pediría un abrazo, igual hasta lo hago. No pasaron ni dos minutos cuando él se acercó y me dio uno porque sí. A la semana siguiente igual, pensé que me gustaba la danza pero que era muy individual y que me gustaría que pudiéramos acercarnos más y tocarnos, y al poco él comentó que quería probar a hacer la danza pero con más contacto entre todos. Semana tras semana él está ahí escuchando lo que no digo y accediendo a mis pequeños deseos.


Hay luces y sombras, pero de momento me dejo iluminar por la luz y cierro los ojos a las sombras, ya llegará el tiempo de preocuparse de más o quizás no.

sábado, 16 de marzo de 2013

Lucille


fuente: http://www.psmag.com/blogs/news-blog/the-benefits-of-bonding-with-a-musical-instrument-50265/

He vagado sin rumbo entre las calles del casco viejo de mi ciudad. Nada hay lo suficientemente atrayente como para desviar mi pensamiento.

Te he perdido.

Me invade la soledad más absoluta y en mi mente se entremezclan la culpa y el enfado. ¿Porqué te dejé sola? ¿Cómo pude pensar que tú, tan bella, serías mía para la eternidad?

Grito desde el fondo del pozo en el que me encuentro, pero no sale un sólo sonido de mi boca... quiero que vuelvas. Quiero volver a tenerte entre mis brazos, acariciar tus curvas, sentir el frío de tu piel y el calor de tu alma.

Entro en un bar, me siento a comer un bocadillo, como si con cada bocado pudiera llenar el vacío que siento. 

Es inútil. 

Mientras, me pierdo en nuestros recuerdos. Cierro los ojos lentamente, y tu espíritu me habita.

Vuelvo a hacer vibrar las cuerdas de tu corazón, y me devuelves el sonido más bello que escuché jamás, ...el tuyo. Las luces iluminan la escena, no soy yo, no eres tú, somos los dos en la más bella armonía. 

Noches de jazz, sonidos de blues en los que el mundo desaparecía para permitirnos vivir nuestra historia particular.

Conozco cada centímetro de tu piel, la historia que traías y la que hemos hecho juntos. Conoces lo que oculto día a día, mi pasión, mi anhelo, mis deseos, porque contigo puedo ser libre.

Sólo de pensar que otro pueda tomarte entre sus dedos como si fueras una más, me asfixia. 

He gritado al mundo de los no vivos que te he perdido, quizás ellos, que se mueven entre la multitud sin ser vistos, puedan encontrarte. Ellos te dirán que te espero, que ninguna puede ocupar tu sitio, porque aun ausente sigues aquí, en mí, íntimamente, entrelazada con mis células y mis recuerdos. 

Vuelve Lucille.

.

sábado, 2 de marzo de 2013

Morir para renacer.


Hoy, como hace unos años cuando estaba a punto de dar a luz, he sentido la necesidad de alejarme y buscar un sitio donde estar a solas simplemente para poder sentir.

Esta tarde ha sido mágica en muchos sentidos, se ha cerrado un ciclo que se inició con 8 mujeres que no se conocían, al menos en esta época, y un gurú que las llevaba a un nuevo mundo, el de cada una y el del encuentro con todas.

La primera vez que me senté entre ellas sentí que formábamos parte de un todo, que nos volvíamos a reunir después de muchos siglos y que algo precioso iba a surgir de esta unión. Mi mente viajó hasta los primeros tiempos donde las hechiceras eran mujeres con magia para curar, para calmar, para entender, para buscar lo escondido y mil cosas más. Mujeres ligadas a la naturaleza, a la luna y el agua, al sol y al viento, así me sentí entre ellas. Completamente irracional.

Hoy ese ciclo se ha cerrado y he vuelto a viajar a las cavernas. 

Una de las 8 se ha ido desligando poco a poco, su forma y nuestra forma de actuar, consciente o no, ha provocado heridas en las demás y en ella misma y finalmente la selección natural ha hecho el resto, debe marchar. 

Ha sido hermoso y duro a la vez, ver a una enfrente de otra, mirándonos a los ojos y sabiendo que apenas quedaba nada que recuperar. Un intento de "lo siento" y un "me cuesta creerlo" sin palabras ha puesto el broche final. Sin embargo lo que podría haber sido algo violento se ha sentido como una nueva oportunidad, para ella y para nosotras. 

Cuando las relaciones ya no sirven para construir y no hay nada que hacer para solucionarlo lo mejor es despedirse.

"Esta es la despedida"...esas cuatro palabras ha marcado un punto y aparte. En ese momento nadie ha negado un abrazo que fuera capaz de dar, un "espero que te vaya bien" de corazón, y la confianza en que renacerá ella y renaceremos nosotras. Creo que todas hemos recordado que las 8 hemos creado algo diferente y único.

Ojalá aquí afuera se pudieran realizar las despedidas de esa manera, sin tensiones, desde la sinceridad no agresiva.

Akelarre, palabra de 8 letras, se queda ahora sin una de ellas. Para mí cada una de nosotras formaba parte de esta palabra. He sentido que la belleza es efímera, que los dones se pueden acabar, que Akelarre se puede autodestruir. Que no vale con tener un tesoro entre las manos sino que hay que saber valorarlo para poder conservarlo.

De alguna manera este adiós ha sido un acto de amor, el último acto de amor hacia ella como grupo, y de la misma forma hemos recibido su último acto de amor de ella hacia nosotras.

Una muerte, un renacimiento, una esperanza.

Espero que encuentres tu lugar... y que cada una de nosotras lo encontremos.

martes, 11 de diciembre de 2012

Preludio del adios

A veces, cuando te sientes herida, una opción es hablar con la persona que te ha hecho daño y decirle cómo te sientes. Suele dar resultado, aunque no siempre, porque puede ocurrir que no entienda nada de lo que le estés contando.

Otras veces intentar hablar es darse de cabezazos contra la pared porque sabes que es batalla perdida, que no sirve de nada, que lo único que conseguirás es salir con el convencimiento de que es preferible callar hasta la próxima. 

Y callas, o hablas sabiendo que tarde o temprano habrá consecuencias. 

Yo ya me he desfondado, ya no quiero hablar, no quiero lanzar una pelota y que me la devuelvan con fuerza o indiferencia, ambas cosas duelen.

Y ahora entiendo que puedes querer a una persona y tener que alejarte para no sufrir más.

Los ratos buenos no se van, están ahí, el agradecimiento profundo sigue, pero lo que ya no continúa es la confianza y entre algunas personas la confianza es la pieza clave.

Con todo mi corazón... ¡gracias y adiós!

jueves, 30 de agosto de 2012

¿A qué huelen las nubes?

A todos, más o menos, nos recuerda esta frase al anuncio de compresas de una marca hiperconocida.

Siempre he pensado que hace más el constante que el inteligente y ellos, r que r, siguen diciendo al mundo lo "mal" que huelen las mujeres y que eso se puede solucionar con sus productos. Gracias!!! por hacernos asépticas en esos días!!!!!.




 Bueno, pues yo me uno a las que dicen eso de que "yo, no huelo mal". Yo voto por canela y limón con un toque de menta. No siempre va a ser igual.



Lo que sí que me empieza a oler mal son las formas tan sutiles de arrinconar a las mujeres y si no es así.... ¿para cuando los salvaslips masculinos? o ¿es que ellos huelen a clavo y romero? 
Pues posiblemente sí.


martes, 7 de agosto de 2012

Es la guerra!

fuente:  http://caramelodementa.files.wordpress.com/2010/02/espejo.gif 

Hace tiempo lo conseguí, perdí casi 20 kg y me planté con una figura bastante buena. Un año después más o menos, o al menos 8 meses después me he vuelto a engordar 10 kg.

Es facilísimo ganar peso, para mí, sólo tengo que deprimirme un poco y dejarme llevar, o la segunda opción es estresarme y los gramos de grasa se adherirán a mi figura como por arte de magia.

Ahora bien, intentar perder un sólo gramo me costará desquiciarme, desquiciarme, desquiciarme... ¿he dicho desquiciarme? ah! sí, y no habrá manera de hacer nada.

Lo malo del caso es que el año pasado me compré ropa porque la que tenía no me valía y este año me niego a comprar ropa de nuevo. Siempre pienso que esto es pasajero y que voy a perder pero al mes siguiente peso un kilo más.

Buf!!!!!!

Bueno ya... ya me he desahogado. Este año voy a pedir un poco de fuerza de voluntad, paz interior para no estresarme, ánimo para no deprimirme y ganas de estar bien. ¿Alguien sabe donde se consigue todo eso? Me temo que en el pack que me tocó cuando vine a la tierra se olvidaron de ello. 

Bueno, otro día algo más divertido.


jueves, 2 de agosto de 2012

¿12-12-12 = 666x2?

fuente: internet  Bizarrocomic.blogspot.com

Descubrir como la gente se va de la cabeza es alucinante. Cómo te intentan trasmitir su paz y armonía con argumentos que no tienen pies ni cabeza, todavía más. 


Como hablan del puro amor, del amor infinito, a la vez que de otras galaxias, y numeran los cielos hasta el 17 por lo menos. Te hablan de volverse inmaculado y concebir siendo vírgenes. Te explican que el eje de la tierra ha girado para cambiar los planes del maligno que pensaba acabar con nuestro mundo el 12 del 12 y que ahora la bondad reinará en la tierra y estamos designados a recuperar esa parte divina que se nos eliminó mediante 180 operaciones en el momento que adquirimos nuestro cuerpo y seremos inmortales y no tendremos enfermedades cuando nos purifiquemos y el bonum se agrande y el malum se anule. 


... ¿Entendéis algo? Yo tampoco.


Esas y otras cosas más alucinantes las escuchaba ayer de boca de 3 iluminados. No dudo que ellos son felices. No dudo que piensan que están en el camino correcto. No dudo que seguramente serán muy generosos de sí mismos hacia los demás. Pero lo que tampoco dudo es que se han montado en una nave de la que va a ser muy difícil que se bajen y no les va a permitir tocar tierra ya nunca más.


Antes de entrar a escucharlos me daba miedo que pudieran convencer a alguien con sus argumentos, ahora me da pena que el vacío del hombre sea tal que le lleve a agarrarse a tremendos sinsentidos.

miércoles, 1 de agosto de 2012

A mi manera


Supongo que existen tantos tipos de relaciones como personas hay que las tengan, por eso a veces resulta complicado definirlas.


Pienso ahora en una en concreto, alguna vez le he preguntado que qué somos nosotros porque no somos amigos al uso, no hay sexo ni lo habrá, pero de alguna manera sí hay un grado de intimidad no corporea. Hablo de afinidad en formas de sentir, pero no en sentimientos. 

No pienso en amor, al estilo enamorados, cuando pienso en él, sin embargo le quiero mucho. No pienso en cuerpo, no pienso en horas de conversaciones sobre temas trascendentales, creo que acabaría sin entender nada. 

Cuando le pienso es más una sensación del alma, es una sensación de paz generalmente, salvo cuando hace alguna trastada. Es una sensación extraña. 


Supongo que más allá de los convencionalismos las almas hablan entre sí y deciden si se llevan bien y de qué manera. Eso será porque si no, no me lo explico.

No nos gustan las mismas cosas, somos tremendamente diferentes, a veces creo que ni siquiera nos entendemos muy bien, pero... bueno, si lo lees que sepas que te quiero mucho, como dice Sinatra (aunque es de Paul Anka)... a mi manera.






martes, 31 de julio de 2012

La Sole y yo.

fuente:  internet .http://4.bp.blogspot.com/-9X5WnY990iI/T-KatBULhQI/AAAAAAAAA2o/A1tyo_w_acE/s1600/soledad4.jpg 

Llevo un par de semanas algo "chof", "plof" o "requetemal", para gustos las palabras. No me pasa nada, todo está bien, todo está en orden, la crisis es la misma que hace dos semanas, mi entorno familiar no ha cambiado substancialmente, mis amigos siguen ahí. Lo único que ha cambiado es que me ha tocado quedarme en casa "de Rodríguez" y casi se me cae la casa encima. Ha sido volver a 10-15 años atrás (unos cuantos menos también) y revivir la soledad en su faceta más obscura.

Tumbarme en el sofá haciendo zapping compulsivamente, sin ganas de ver nada en concreto e incapaz de levantarme salvo para sobrealimentarme de grasas saturadas trans y porquerías varias.

Tuve mi momento Brigitte Jones una tarde tumbada en el sofá, viendo en la tele en MTV "Ya no estoy gordo" mientras devoraba un paquete enorme de patatas fritas y pensaba "me parece que esto no tiene mucho sentido".

Parece ser que mi subconsciente no entiende que no estoy sóla realmente, que vuelven enseguida, y se empeña en llevarme al país del vacío y la nada, del agotamiento extremo, de la desidia por desidia.

Menos mal que las amigas existen y son la leche y ya vamos quedando para una u otra cosa y poder romper así la cadena de sucesos que me llevan a estar horas frente a la caja boba.

El fin de semana me preguntaban si esta semana iba a estar igual y respondí que ni de casualidad, no pienso permitir que el ánimo decaiga. Y bueno, más o menos lo estoy consiguiendo pero ya he decidido que no voy a luchar contra la soledad. Ese sentimiento es mío y quizás me toque vivirlo como parte de mí, porque cada vez que lucho contra él, se hace mil veces más fuerte que yo y me derrota.

Igual hasta nos hacemos amigas "la Sole y yo" y quedamos para tomar unas copas y reirnos de los viejos tiempos, para añorar los que no vinieron nunca y llorar por los que no vendrán ya. Quien sabe, igual entonces descubra que se puede vivir en un mundo paralelo al que habito sin que ello suponga una crisis, o quizás resulte que no es un mundo paralelo, sino que es parte del mundo, de mi mundo.

viernes, 20 de julio de 2012

Ten cuidado con lo que deseas...

fuente: internet


El otro día volvía a divagar con una amiga, como hace ya tiempo, sobre la necesidad o no de las mujeres de tener un amante según las circunstancias. Yo soy como las olas que a días pienso que sí, y a días pienso que para qué, y no le veo sentido.

El caso es que una de las amigas me decía que sí, que ella está ya harta, pero que a estas alturas la cosa es complicada ¿de donde saca una un amante?. Hay que aclarar que a ninguna nos va eso de aquí te pillo aquí te mato, se trata de tener uno, o varios ya que una se pone, "amigos especiales" a los que ves poco pero cuando los ves estás a gusto. Haya tema o no haya tema.

Reflexionaba ella y me decía, "bueno, yo aún puedo tirar de la lista de antiguos amigos. Hay varios que fueron muy buenos amigos y algo más y sería cuestión de hacer unas llamadas y tantear".

Bromeamos sobre el tema, sobre el paso de teléfonos de una a otra y así lo dejamos. Le dije que eso de tener un amante cerca no era muy buena idea porque nunca sabes quien te puede ver con él, que mejor que viviera lejos.

Por la tarde yo había quedado con una amiga y su amante (este sí, de verdad) que ahora está viviendo en Noruega por cuestiones de trabajo. Había venido a verla y quisieron quedar conmigo. Cuando nos sentamos a tomar algo los tres me dice ella partida de risa, "Me vas a matar. Anoche hablando con X le dije que lo que tú necesitas es un amante y lo tenemos todo solucionado".

Roja, amarilla, verde, morada, creo que mi cara pasó por todos esos colores y algunos más. "¿qué quieres decir?"

"Sí, sí, que X ha hecho una llamada a un amigo suyo que está en Noruega y que está todo solucionado. Es alto, es algo más joven que tú y es una buenísima persona". Y él para convencerme me decía "El me ha preguntado si merecía la pena todo esto, y yo le he dicho que sí, que por supuesto que sí. Conozco sus gustos y tú encajas a la perfección".

Yo no me podía creer lo que me contaba "Me estás tomando el pelo, supongo".

"Qué va, si hasta nos mandó una foto suya pero no la podemos abrir y él dice que vayas cuando quieras que todos los gastos corren de su parte, y así os conocéis"

"¿Estás loca?", yo ya no sabía que hacer si reirme o llorar, de lo patético de la situación, y decidí reirme un rato.

El "único" problema, según ellos, es que el tío es Albanés y aparte de su idioma solo habla alemán.

El único problema dice... ja.

Me dijeron que me fuera con mi amiga a Noruega que se va a ir en nada, pero ya les dije que casi que no, que no me era posible. Esas pequeñas cosas como son un marido y dos hijos, básicamente.

Y pensaron que lo mejor entonces era que viniera él a verme cuando cuando venga el otro a ver a mi amiga. Le llamaron por teléfono, le dijeron nosequé de facebook, es lo único que entendí, y así quedó todo, que se pondría un perfil en facebook para que yo le conociera primero.

Me muero, me traen al albanés-noruego y me da un patatús o dos o tres seguidos.

Por la noche, ya sóla, recordaba toda esta situación y pensaba que hay que tener cuidado con lo que se desea... no sea que se te conceda.

Irme yo, casi que no, pero si viene... ¿quedo o no quedo?.

Casi que no le voy a hacer el feo al chico y quizás nos tomemos una cervecita. Reconozco que la curiosidad es grande.

Dentro de un par de meses o tres seguirá la historia, o no...
 
El blog de Francesca. Design by Exotic Mommie. Illustraion By DaPino